Artículos Boletín electrónico Newsletters

WordDive apoya al campeón finlandés de judo en su camino a los Juegos Olímpicos de Río

marzo 3, 2015

Eetu Laamanen, de 26 años, empezó a practicar judo, entre otros deportes, cuando era un niño. Decidió centrarse en el judo cuando empezó a estudiar en un centro de secundaria para deportistas. El judo parecía ser el deporte más adecuado para él, se le daba bien y, en comparación con otros deportes, el judo es muy completo.

“En judo necesito todas mis habilidades. Su práctica combina el uso de muchas cualidades físicas, no solo la fuerza o la resistencia, sino un poco de todo. Hace que sienta que todavía tengo mucho por aprender y mucho en lo que puedo trabajar” explica Laamanen.

Después de empezar con entusiasmo a practicar un deporte, aprender una lengua o tocar un instrumento, mucha gente pierde la motivación. Tras unos 20 años haciendo judo, Laamanen cree que los objetivos y el progreso son factores esenciales a la hora de mantener la motivación.

“Resulta importante encontrar nuevos incentivos e intentar motivarse. Si no se tienen objetivos por alcanzar, la motivación desaparece. Si empiezas a estudiar una nueva lengua, puedes visitar un país en el que se hable la lengua, por ejemplo. También es bueno tener objetivos más pequeños en el proceso, aunque haya un objetivo grande al final. De lo contrario, el camino se puede hacer demasiado duro en los momentos difíciles”, dice Laamanen.

Eetu Laamanen

Los objetivos pequeños ayudan a conseguir el más grande

Laamanen, que compite en la categoría de hasta 73 kg, ha ganado siete campeonatos en Finlandia, cinco de ellos en la categoría de adultos. A nivel internacional, ha conseguido dos victorias y una medalla de plata en el campeonato europeo con su cinturón. Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro son su siguiente objetivo. WordDive es el patrocinador de Laamanen para los Juegos de Brasil.

“Cuando era niño, los Juegos Olímpicos eran un sueño lejano del futuro, pero con el tiempo se han convertido en un objetivo real. Sin embargo, tienen que haber algunos puntos de control en el camino para ver cuál es la situación y si el objetivo final es realista. Mi recorrido hacia los Juegos Olímpicos ha sido paulatino”, confiesa Laamanen con tranquilidad.

El campeón dice que el judo le ha enseñado a mantener la calma, la perseverancia y las buenas maneras fuera del tatami. El desarrollo de la personalidad y el crecimiento mental forman parte del deporte. Siempre se debe respetar a los adversarios y compañeros de entrenamiento y todo el mundo es igual en el tatami. Lleva años alcanzar cierto nivel de técnica.

“En judo, siempre hay alguien mejor que tú, así que el ego nunca llega a ser grande. Siempre debes seguir trabajando y ser disciplinado. Esa es la ética del judo con la que he crecido.”

No es necesario tener un gran éxito para sentirse realizado y satisfecho

Además de tener técnica, Laamanen debe saber planificarse, porque de media practica 10 veces por semana, normalmente dos veces al día.

“En gran medida, todo depende de la actitud. Todos tenemos tiempo para cosas a las que encontramos sentido y nos divierten. Lo primero es empezar con el hábito y luego es cuestión de establecer unas prioridades” dice.

Como sucede con cualquier afición, en el deporte se pasan momentos de dificultad. ¿Qué consejo da Laamanen para los momentos en los que parece que el progreso es mínimo o nulo?

“Cada uno debe descubrir la manera de motivarse. Cuando paso por dificultades, intento pensar que aunque ese sea un momento duro, pronto las cosas irán bien cuando consiga el siguiente objetivo o logre algún triunfo. En mi profesión, es vital que me sienta bien, de lo contrario no podría seguir en esto.”

Una observación importante que hace Laamanen es que para sentirse bien no necesita grandes victorias, sino que son los pequeños momentos de éxito del día a día los que le aportan satisfacción. Pese a todos los campeonatos que Laamanen ha ganado, es incapaz de decir cuál ha sido el momento más importante en su trayectoria.

“Cuando gano una pelea difícil, me siento bien por haberme superado y a la vez haber superado al oponente. Pero también me siento bien después de un entreno que ha ido bien”, reconoce Laamanen con una sonrisa.

A mighty mix of language learning professionals, engineers, designers, user interface developers, gamers and psychologists.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

CAPTCHA: Are you human? * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.